Realidad aumentada: una solución para la arquitectura y construcción

gafas de realidad aumentada

Desde que surgió la realidad aumentada, no ha parado de ofrecer nuevas funcionalidades a distintas personas o sectores. Esta tecnología deja claro que tiene mucho que ofrecer en el futuro, ya que, con el paso del tiempo, cada vez ofrece más soluciones. En este sentido, hoy vamos a hablar de cómo la arquitectura o la construcción son ayudadas por la realidad aumentada.

Diseño

Hace unos años, todos los expertos aseguraban que la realidad aumentada tendría como aplicación ayudar a dinamizar ciertos procesos industriales, como el que existe en una cadena de montaje tradicional. Sin embargo, nadie mencionaba que podía ser utilizada para diseñar productos que irían destinados a los consumidores finales.

Así ha ayudado a empresas como Volvo, las cuales han incorporado la realidad aumentada en sus equipos de diseño para conseguir mejores resultados. Esta dinámica la están siguiendo las mejores empresas de arquitectura del mundo, las cuales pueden ver el concepto del edificio en la mesa de reunión y debatir sobre qué cambios necesita.

Pero, lo que tenemos que tener claro es una idea: precisión. Varios estudios han determinado que trabajar con realidad aumentada proporciona mayor precisión sobre el resultado del trabajo, ya sea un proyecto, un producto, etc. Si hacemos referencia al sector de la arquitectura, precisión es justo lo que buscan; de hecho, trabajan en base a ello.

Construcción

La construcción también se ha visto beneficiada por esta tecnología. En este caso, hacemos referencia al siguiente paso después del diseño, es decir, a la manufacturación. Ya hay casos de obreros que trabajan con las famosas Microsoft HoloLens en la fabricación de muros, paredes, etc.

Esta tecnología ayuda a trabajar con mayor precisión y seguridad, dos aspectos esenciales para cualquiera que trabaje en el sector de la construcción.

Supervisión

La supervisión también trabaja con la realidad aumentada; es más, los supervisores trabajan con gafas de realidad aumentada para detectar fallos o errores en la fabricación hecha por sus trabajadores. De esta forma, se reducen, en un número considerable, los defectos de fábrica, las taras o cualquier otro error que pueda perjudicar al consumidor final.

Por otro lado, la realidad aumentada debe ser desarrollada de forma más eficiente, ya que las gafas o el casco DAQRI no son soluciones empresariales que se puedan costear cualquier empresa. Por ello, tenemos que decir que en el futuro esta tecnología estará implementada en todos los sectores productivos.